Resulta de gran interés en el estudio de la cal como material de construcción conocer su estructura cristalina para comprender los cambios que se producen según su composición o, por ejemplo, el proceso de envejecimiento de las cales en pasta. Además, la finura de molido de una cal determina la trabajabilidad de la pasta, mortero u hormigón que posteriormente se fabrica con ésta.


Un sistema utilizado para determinar la forma y tamaño de partícula es la Difracción de Rayos X (DRX). Es una técnica que consiste en hacer pasar un haz de rayos X a través de la substancia objeto de estudio. Esto permite obtener una visión a gran escala de las partículas que componen una substancia para conocer su estructura y el tamaño de las partículas que la forman (Ortiz et al., 2009).

El sistema más efectivo en cambio es la granulometría laser. Consiste en someter la muestra a un láser cuyo rayo difracta en las partículas para poder determinar su tamaño.


Para determinar la medida y el aspecto de una muestra de cal se utiliza la Microscopía electrónica de barrido SEM. Esta técnica consiste en recubrir la muestra objeto de estudio de un material que le aporte conductividad, habitualmente carbono u oro. A continuación, la muestra es sometida a un haz de electrones que incide sobre ésta, liberando señales que son recogidas por sensores que las convierten en imágenes tridimensionales y determinan la composición de la muestra en cuestión. Si se analiza una muestra en la que se prevé un contenido de carbono, se recubrirá con otro material conductor como el oro. El SEM permite estudiar la textura y composición de una muestra, así como la identificación de los elementos químicos que la componen. Resulta por tanto una herramienta importante en el estudio y caracterización de morteros.

 

 

Bibliografía: (Ortiz et al., 2009)

 

Volver a Propiedades de las cales