Maria del Mar Barbero Barrera

RESUMEN:

La arquitectura vernácula es el máximo ejemplo de adaptación de la sociedad al medio en el cual se ubica así como también a las condiciones sociales y culturales propias del mismo.

 

En este tipo de construcciones, comúnmente , la repercusión de los gastos de transporte y la eficiencia de medios derivaba en el uso de materiales locales aunque, en algunos caos, si las exigencias  de uso o de durabilidad lo exigían, podían emplearse materiales traídos de otras regiones para tal efecto.

 

La cal, por su parte, ha sido un material ampliamente valorado por sus cualidades y prestaciones, pudiendo observase su importancia no sólo en la extensión dedicada en los tratados clásicos y modernos, de hasta bien entrado el siglo XX, sino también en sus aplicaciones en monumentos y edificaciones más populares y/o vernáculas. En este sentido, a pesar de la importancia de este tipo de patrimonio, son escasos los estudios realizados sobre los materiales empleados en las mismas.

 

En este artículo se plantea una reflexión del uso de la cal en la arquitectura vernácula, analizándose distintos ejemplos de la geografía española y el carácter que dicho material ha impreso en ellos.